JOSE MAIRLOT: Un extranjero en tierras chilotas .

Era  domingo y el calendario marcaba el 3 de  julio de  1949. Ese día  la familia Mairlot Boufflette   en medio de la alegría y emoción era testigo   como uno de los suyos consagraba su vida  Dios, a la iglesia  y sus hermanos. Era José Francisco Mairlot Boufflette ,quien  a sus  24 años  cumplía uno de sus grandes  sueños. Ser un discípulo de Cristo y llevar su mensaje  a donde el Señor lo llamara .

El joven Mairlot había nacido  el domingo  4 de octubre de 1925 . Como un niño normal  fue al colegio, hizo las tareas de  la casa , jugó con sus  amigos , pero  hubo algo  que lo hacía diferente  a otros niños de su edad . Y esto era  su pasión por conocer  más de Jesús , de la vida  sacerdotal y de la solidaridad con quienes  sufrían.

Pese  a ser  solo un niño, dedicaba muchas  horas  a la oración y cada   domingo  o cuando  se realizaban misas en su pueblo, él acompañaba  a sus padres y participaba muy animadamente .

En medio de esos encuentros , Mairlot   hablaba  de querer  recibir  a Jesús ,representado en la  hostia consagrada. Pero no era todo. El también  quería   ser portador  del mensaje  que entregaban las sagradas  escrituras  y con ello  ser ministro que  comparta  con la  asamblea   el Cuerpo y la Sangre de Cristo.  Y  eso no demoró tanto en decírselo  a su padre, don Alberto Mairlot.

“Yo quiero ser sacerdote  para servir a Dios  y  los demás”  le dijo  el niño José  a su papá. Su padre un hombre de iglesia  y consciente  de que su hijo iba  por ese camino  le contestó:  “ Si  tu deseo  es ese , tienes  mi  apoyo” .

Estas breves frases marcaron toda  una   vida   de esta familia  que  desde 1949, vio  al joven Mairlot  emocionarse cada  vez que consagraba el pan y el vino y lo compartía entre  los fieles de su  parroquia .

Pasaron los años  y  el joven sacerdote  desarrollaba   su labor pastoral  en su  tierra que lo vio nacer . Primero fue  vicario cooperador Stockat – Saint Georges y más  tarde  fue párroco de la parroquia  de  Clermont.

Corría  1964 y Mairlot tenía  39 años  de edad .En ese  tiempo el papa  de la época  Pablo VI  llama  a sacerdotes europeos  como voluntarios para   ayudar en difundir  el mensaje de Cristo en América del sur,entre los que estaba Chile.

José Mairlot ,entusiasmado con la idea ,pero muy respetuoso de la opinión de su padre , le pregunta  si  él puede  ser uno de  los que  se embarque  hacia  América .  Don Alberto le responde  “Si el Señor te llama, no te preocupes por mi ”.

Desde ese día  los Mairlot –Boufflete ven como José  carga  sus  mochilas y  emprende  un largo viaje  a una  tierra  que no conocía  y con un idioma  muy diferente al francés , su lengua natal.

Ese mismo año  llega   a Chile.  Monseñor Alejandro Duràn Moreira , obispo de la diócesis  de ese tiempo, los destina   a una misión  especial . Trabajar  con los jóvenes en Instituto de Educación Rural IER de Chiloè.

Allí adquiere experiencia y se forma una idea de lo que es el Chiloé  de los años 60.

El viernes 9 de febrero de 1968, Mairlot con  43 años  de edad llega  a Queilen. Lo espera una tierra  con  muchas necesidades  en  el área de comunicación . No habían caminos . La única  vía  más rápida era por mar .  Los medios de transporte  era el caballo y para la  carga  la yunta de bueyes .

El sistema  de salud primaria  casi no existía y las pocas calles  que habían en el pueblo , eran de tierra .

Lo más moderno era  el muelle , lugar de embarco , desembarco y  movimiento comercial  del Queilen de esos  años.

Sin dudas ,llegaba  a una  tierra  donde  el sacrificio  de escribía  con letra mayúscula , y donde el mar , separaba    las porciones de  tierra donde  mucha  gente  vivía  aislada .

A esa  tierra llegó José , dispuesto a hacer al voluntad de Dios . Lo que se recuerda de  sus primeros días en  la  tierra de  Antonio Grille, es que   un joven alto y rubio   era el nuevo curita de la comunidad .” Parece   que es alemán decía  la gente porque   es gringo  y no se le entiende mucho”, Otros  con mas información decían es de Bélgica.

La  voz corre rápido  que  el padrecito  es muy buena  gente . Es decir es muy amable para saludar . Es un curita  que  a todos les pregunta su nombre  y que los invita  a  la misa. Es un curita que  siempre  anda  con una  mochila en las espaldas  y que recorre todas las casas  visitando a la  familias  y  viendo si hay enfermos.

QUEILEN

Desde  su llegada   a Queilen   en 1968 , el padre José  pasa  a ser un personaje  muy conocido. Es un muy buen contador de chistes , canta canciones   infantiles  para los  niños  y para  los más pequeños , hace  la posición invertida  en plena pampa,desatando carcajadas  entre ellos.

Durante  sus misas toca la armónica  y  enseña  la canción   la Tia  mònica . Se luce cantando  Andar en Tren y todos en la misa  les  dice  “ cuenten un poquito  que les  llamó la atención de las lecturas”.

Con un viejo caballo  al que bautiza  zapato , recorre   los lugares mas difícil al que se podía llegar. Cuando  zapato estaba  cansado  o no habían caminos ,  cargaba sus mochilas a la espalda, con una mano  un proyector  de películas y en la otra  un grupo electrógeno  . Así  llegaba  a alguna capilla  donde   pedía  una sábana  blanca para  que  se proyecte  películas de Charles Chaplin , los tres chiflados y  dibujos animados  . Sin dudas ,cine   del bueno  que llegaba  a  los campos  chilotes de manos del sacrificado cura .

También su bote   con motor fuera de borda  lo acompañó  por lo  tormentosos mares . Muchas veces  estuvo a punto de hundirse . Sus acompañantes  se asustaban , pero el les cantaba  alegres  canciones para animarlos.

Sus viejas  y destartaladas  camionetas  no solo fueron   útiles para llevarlo a las capillas. También fueron ambulancias, carrozas  fúnebres  y  transporte de pasajeros   .

Su casa  fue   la casa del isleño , del campesino , del enfermo. Para todos había techo y comida . Habían  remedios   que  tenía en su pequeña  farmacia. Creó  una  casa albergue  que  no solo  era para  los que se quedaban  aislados . También era  el lugar de encuentro  y formación de cientos de  catequistas  y fiscales  que  cada  ciento tiempo llenaban de  alegría Queilen con sus cantos.

Representó  muy bien a  Queilen a  través del Movimiento Scouts , llevando   a niños  jóvenes fuera de Chiloé ,  siendo en su momento  los mejores equipados y preparados  de  todos los participantes.

Contribuyó a la cultura con la puesta en marcha de festivales . Cuando viajaba  a Santiago  compraba guitarras   y las entregaba  a valor  mínimo para  que los jóvenes  se interesen por la música.

Desarrolla jornadas de  educación cívica , talleres  para dirigentes , talleres para comunicadores populares , entre otros.

LABOR EVANGELIZADORA

En su labor evangelizadora  en las  capillas , José  Mairlot , marcó  su vida    con un  gran sacrificio . La falta   de  movilización y  de accesos a los sectores rurales  tarde o temprano le pasaron la cuenta . Caminar horas  bajo la lluvia o  remar  en  su pequeño  contra  marea , fueron   con el tiempo  los factores que comenzaron  a  golpear su  cuerpo.  A ello  le sumamos  que  muchas veces pasó hambre  porque  no encontraba una  casa cerca en su largo caminar y donde pedir un plato de comida . Cuando   terminaba  tarde una misa  , siempre quería  llegar lo más   cerca de  la próxima  capilla  y se enfrentaba  como sea  a la noche  sin temor.

En mas de alguna ocasión  le amaneció caminando, como  fue   cuando  salió de Aituy  y llegó  de amanecida a Contuy para   rezar en un  velatorio.

También en verano , cuando  el sol abrazador  caía  sobre su cansado cuerpo , la sombra de un árbol era  su techo y  el pasto de la pampa  era su improvisada  cama.

Con el paso del tiempo , su estado de salud  se fue deteriorando ,pero no  fue impedimento para  seguir  con su misión .

Decía que se sentía   muy bien  y  feliz , pese  a que  tenía  un solo riñón. La artrosis  cada día lo afectaba  mas  , tenía dolores  porque   en cuatro oportunidades se le había cortados los  tendones y su rodilla  reclamaba   por una  complicada  lesión.

Muchos conocidos y cercanos a  él   le  decían : Padre José  no vaya  a los lugares alejados porque  le  hace mal a su  salud. El curita  se ponía rojo y pronunciaba   fuerte .” Nooooo.. la gente me espera y espera  al Señor. Yo tengo que ir . El Señor sufrió  mucho más que  el pequeño dolor que tengo”. Y tomando sus mochilas, abordaba  su vehículo, su lancha  o simplemente  partía caminando.

José Mairlot tenía un programa de trabajo muy apretado . Se levantaba  a las  cinco de la mañana . Sentado en su cama  rezaba , luego   comenzaba  a preparar   bolsos  y mochilas . Encendía solo el fuego a eso de las  seis  de la  mañana  y se tomaba un desayuno  rapidito  y volvía  preparar su equipaje para ir  a las  capillas.

Siempre programaba  salir  a las  8  hrs ,pero algún  imprevisto impedía la que salga  a la hora. Un  enfermo al que había que ir  a ver , visitas  al hospital,   o alguien que simplemente   quería  confersarse. Eso retrasaba   la salida y  había que avisarlo.  El único medio   era la Radio Chiloé que nunca le cobró por           avisar  sus misas .Pero al no existir  teléfonos, el padre aprovechaba  cualquier   vehículo o uno de los escasos  buses   para enviar sus mensajes  .  Se subía  al bus y comenzaba a escribir . Cuando lo tenía listo , se lo entregaba al chofer  y se bajaba  en  la ruta . Regresaba  a dedo  y si no pasaba nadie  volvía caminado.

El curita  Mairlot, también dedicaba mucho tiempo a los enfermos; visitaba  a los presos  en la  cárcel , defendía  a los trabajadores  y los organizaba  en sindicatos . Recibió a cientos  de relegados  y perseguidos  políticos .  Los mochileros   llegaban como a su casa  y lo acompañaban  a sus  salidas .

Celebraba misas  en las escuelas , en las casas , o en donde  haya  gente . En su lancha   con sus catequistas , era un buen lugar para escuchar la  palabra de Dios y recibir  a Jesús en la comunión.

Sus  viajes   fuera de su casa , eran toda una aventura . Muchas  veces  dormía sentado detrás de  una cocina  a  leña , porque las  camas   eran muy cortas  y con una extendida de pies  las desarmaba. Otras veces   durmió en humildes  casas  que tenían una cocina de fogón . Allí con una  fogata  como  compañía se tendía al lado de lo que fuera. No quería molestar .Solo quería  un techo  donde protegerse  del frio .

Por las mañanas , un mate o una  tacita de  menta  con pan  chilote era su desayuno.  Cuando  caminaba cerca de una arboleda , bien  caían unas manzanas   para refrescarse.

José  Mairlot , pese  a venir de una  vida llena  de comodidades se  hizo pobre entre los pobres . Sentía pena   y dolor   cuando la gente  sufría por  algo.  Siempre  disimuló el llanto, pero quienes lo conocimos , sabíamos  que  apretaba  los dientes ,cerraba   los ojos y que quedaba   estático.

Siempre dijo que el dolor que el sufría no era para nada comparado con lo que sufrió Jesús. En los últimos años de su vida , las enfermedades  se apoderaron de su  cansado cuerpo . Pese  a los  dolores que padecía , el  nunca se quejó. Siempre  dijo estoy bien . Solo recen por este humilde  siervo de Dios  ,decía.

EL 27 DE AGOSTO  DIOS LO LLAMA  A SU CASA EN EL CIELO

El 27 de agosto de 2012  a eso de las   14:40 hrs ,aproximadamente Dios instruye a sus ángeles  para  abran las puertas del cielo. En Chiloé  caía  una leve lluvia .Los medios de  comunicación interrumpían  sus programaciones y  daban a  conocer  que  el querido sacerdote José Mairlot  se embarcaba   rumbo  a la casa del padre celestial.

Su deseo en vida  fue  quedar en la tierra   donde por casi  30 años  cumplió  su labor evangelizadora . Pidió que cuando muera lo dejen en   Queilen , la  tierra de  los payos, nuestros valientes y sacrificados antepasados.

Aquí quedaron sus recuerdos, sus sufrimientos, sus alegrías  ,sus  tristezas, sus ayudas  sociales, su evangelización .  Sus  familiares de Bélgica  aceptaron su voluntad  y dejaron  a que uno de los suyos , el Hermano José  Mairlot Boufflete , se quede  en su Queilen , al que él adoptó como su segunda patria.

RECONOCIMIENTOS

El Padre Mairlot ; recibió el reconocimiento del parlamento chileno quienes le otorgaron la Nacionalidad Chilena  por gracia . La  comuna de  Queilen lo Declaró Hijo Ilustre  . Hay calles  en  Queilen y Achao que llevan su nombre. La segunda Compañía de Bomberos  de Queilen ,  bautizó la compañía como Capellán   José Mairlot  Boufflete . Fue elegido el  personaje del año 2009 en la Isla Grande  a través del Diario La Estrella de Chiloé,entre  otros.

Sin dudas  que  con José Mailrot , Jesús  pasó por nuestra  Tierra dejando enseñanza  y bendiciones para   todos los que alguna vez  compartieron   con él en este  hermoso  territorio Chilote  llamado Queilen.

ARCHIPIÉLAGO WEB NOTICIAS

Comentarios